Una lógica aplastante

“Y después de haberse inventado una crisis, ¿qué quieren hacer los asaltantes de la SS? No proponen recortar las prestaciones a los jubilados actuales; en lugar de eso, el plan es invariablemente recortar las prestaciones que se pagarán dentro de muchos años. Así que plantéenselo de esta manera: para evitar la posibilidad de que se produzcan futuros recortes de las prestaciones debemos recortar las prestaciones futuras. Estupendo”

La cita la recuerda hoy José María Izquierdo: ¡Qué fea su jeta, qué guapo su voto!

Paul Krugman, premio Nobel de economía.

Esto está en escolar.net. Y me recuerda algo que pensé ayer mientras iba al instituto (esto de pasar por delante de una siderúrgica es lo que tiene): curiosamente, los defensores del capitalismo neoliberal realmente existente asumen como parte inexorable de sus sistema la existencia de crisis cíclicas, una vez que el espejismo.com se desvaneció en el aire. Y, sin embargo, esos mismos guruses del neoliberalismo atacan despiadadamente al capitalismo renano o a la socialdemocracia nórdica en cuanto sufren una crisis, que —afirman— demuestra la invalidez de esos sistemas de organización.

Qué morro. Cuando tú tienes problemas, es porque eres caca. Y cuando yo tengo problemas, es porque es así. Así yo también gano una discusión, no te jode.

P.D.- En realidad, la cita me recordaba algo que leí no recuerdo dónde, que decía que las pensiones son el único capítulo del gasto público a la que se exige tener superávit. Nadie exige al gasto en infraestructuras que dé beneficios. Y claro que los dan, de manera indirecta. Como las pensiones, que dan el pequeño efecto secundario de evitar la pobreza extrema de los pensionistas. Pero ya sabemos que a los grandes economistas les importan las grandes cifras, no las pequeñas personas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.