Karmic Koala – Ubuntu 9.10 en el Dell Mini 10 (2)

Lo primero que tuve que hacer es preparar el medio de instalacion. Como buen miniportátil, el Dell Mini 10 carece de unidad óptica, por lo que no se puede instalar nada desde un CD (y, sin embargo, Dell insiste en meter un DVD de recuperación en la caja…). En mi ordenador principal tengo instalado también Ubuntu, en este caso Jaunty, con lo que me fue fácil. En el menú Sistema>Administración encontramos una aplicación llamada Creador de dicos USB de inicio, que nos permite convertir una memoria USB en un disco de arranque. Sólo hay que seleccionar el archivo .iso y la memoria y el programa copia los archivos necesarios. Mientras están con Alphas y Betas, se puede encontrar en http://cdimage.ubuntu.com/, aunque cuando salga la versión final será tan fácil como entrar en la web de Ubuntu.

Un detalle importante es que hay que comprobar en la BIOS del Mini el orden de arranque para asegurarnos de que arrancamos con la memoria USB y no con el disco duro. Para ello, cuando arrancamos el ordenador debemos pulsar F2 y en el menú que sale, ir a la opción Boot y comprobar que la opción «USB Storage» o algo similar es la primera.

Cuando hemos hecho esto, ya podemos arrancar desde el USB. A mí me sorprendió lo rápido que carga, comparado con un LiveCD. Podemos comprobar que Ubuntu detecta todos los elementos del ordenador: teclado, tarjeta gráfica, lector de tarjetas, etc. Lo único que no se puede comprobar directamente es la webcam, no me acordé de mirarlo antes de instalar.

Si estamos decididos a instalar Karmic, lo único que hay que hacer es seleccionar el lanzador «Instalar» que hay en el escritorio. El proceso de instalación de Ubuntu, como de cualquier distribución Linux, es bastante sencillo, sólo hay que responder a las preguntas acerca de nuestra localización, idioma, teclado, etc. La única opción que puede dar cierto reparo es la que se refiere a las particiones del disco duro. Si no tenemos información importante en el Mini, podemos sugerirle a Ubuntu que se encargue de dar tamaño a las particiones de manera automática. A mí, con el SSD de 8 gigas, me ha creado dos particiones:

  • Una EXT4 de 7,6 GB para el sistema de archivos
  • Una lógica dentro de una extendida (algo de lo que no entiendo el motivo) con el resto del disco duro, para el intercambio o swap

Lo normal es crear otra partición para la carpeta /home, permitiendo así guardar la configuración si alguna vez se necesita instalar Ubuntu o cualquier otro Linux desde cero, pero con tan poco espacio, creo que no merece la pena.

Cuando se termina el asistente de instalación inicia la copia de archivos, durante la cual podemos seguir navegando por Internet o trabajando (aunque no podremos guardar en el disco duro).

Cuando acaba la instalación, Ubuntu nos pregunta si queremos reiniciar el ordenador o continuar en modo Live. Supongo que resetearemos con impaciencia.

Durante la pantalla de inicio de Dell deberemos quitar el USB para no volver a arrancar en modo Live sino desde el disco duro, e incluso recomendaría volver a la configuración de la BIOS y configurarla para arrancar desde el disco duro. No se ahorra demasiado tiempo, pero…

En la siguiente entrada intentaré contar cómo funciona Karmic, sus puntos fuertes y sus fallos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.