Pasó el susto

Ayer me desperté tarde, tuve la peor clase del año y cuando llegué a casa me metí en la cama. Ni fui al Centro a pintar, ni fui a Montes a la pachanga ni fui al Ondiñas al tercer tiempo.

Lo cierto es que me preocupé pero, como ayer me dormí antes que nunca, hoy me he despertado descansado y con ánimo. Y como el viernes el el mejor día de mi horario, se me ha pasado volando.

Falsa alarma.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.