¿Por qué me bloqueas?

El otro día me quejé en Twitter de que una periodista se haya ofrecido a decir una mentira flagrante en un anuncio, por supuesto a cambio de dinero:

El anuncio es uno de caldo “casero”. Y que una periodista empeñe su prestigio, mayor o menor, en un anuncio y afirme que ha comprobado in situ que el caldo es realmente casero cuando no puede serlo, no dice mucho de lo que se opina del prestigio de los periodistas.  Está claro que el lenguaje del tuit no es precisamente amable, pero no digo nada que no piense que sea cierto.

Y al final el país en el que vivimos es esto, el dinero es la única religión verdadera, como decía el colgado del vídeo a plazo fijo. Quiero decir, que no es que la empresa presuma de ingredientes naturales (que también), es que un caldo industrial no puede ser casero, por definición. A no ser que pensemos que un anuncio puede cambiar el significado de las palabras. Capitalismo posmoderno, qué miedo.

2 comentarios

  1. Esta semana leí esto: https://www.20minutos.es/opiniones/charo-rueda-columna-fraude-informacion-3235171/ y me acordé de esta entrada; no es exactamente lo mismo, pero se parece bastante.

    1. Lo llaman infotenimiento, horrenda adaptación de “infotainment”, pero deberían llamarlo negocinfo, las noticas son solo una excusa para poner publicidad. Da igual que sean verdad, mentira, fake o lo que sea mientras la gente lo vea y puedan vender esos segmentos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.