#QEJAT

Ayer vi por fin el musical Quiero estar junto a ti. Llegué tarde y, por supuesto, Charfo no pudo resistir la tentación de enmarronarme, para no perder la costumbre de otros años. Acabé con Félix, Nieves y Elisa en el gallinero junto a Sanvi, Sara, Javi Moralo, Arancha, Pedro Alfonso, Ana…

Me hizo ilusión volver a estar por el teatro y olfatear los nervios y la tensión en el aire. Además, desde el gallinero se ve todo de otra manera.

Después de que Charfo hiciera la presentación, empezó lo importante. Me pareció que al principio los actores estaban nerviosos y a algunos cantantes les costaba entonar, pero rápidamente se venían arriba. Por lo que hablamos durante el descanso, quizás lo bien que había salido el domingo les hizo confiarse. Pero el público estaba receptivo y todo iba saliendo bien. Las morcillas que metió (creo que) Ramón en el texto, aunque un poco evidentes, no desentonaban y alguna estaba bastante lograda.

La historia es bastante convencional, como la mayoría de musicales españoles y muy sentimental. La mayoría de canciones están bien introducidas en el argumento. Por ejemplo, me pareció acertado que desapareciera «Laika». Me encanta la canción pero en el musical original estaba metida con calzador. Mejor fuera.

La historia se iba desarrollando sin muchas sorpresas en un escenario cuyos decorados eran sencillos y a la vez adecuados. El 33 ocupa ya un lugar en mis bares favoritos.

Pero lo grande llegó con el segundo acto. Las gargantas ya estaban calientes y el público y el reparto se vinieron arriba. Hubo momentos que me parecieron mágicos, como el baile con las escobas marcando el ritmo y jugando con luces en «El 7 de septiembre». El nivel, que ya había sido alto en el primer acto, se disparó.

Confieso que, cuando fui a ver el musical original en la Gran Vía, me gustó sin más. Sin embargo, ayer los músicos, cantantes, bailarines… me llegaron a emocionar y tuve que enjugarme a hurtadillas alguna lagrimilla. Ningún musical de La Balsa lo había conseguido, así que no me queda otra que felicitar a tooooodo el mundo que ha colaborado para conseguirlo.

Así que, simplemente, gracias y enhorabuena.

(Lo único realmente malo que se puede decir del musical es que no tenían camisetas para mí. Me habría comprado un par y me sorprendió que no se vaya a hacer más, estaban muy chulas)

Banda sonora: El 7 de septiembre

Es difícil decantarse por una canción, pero por lo impresionante del número, ahí va.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.