Final de copa

Fue el triunfo de Llull, pero también de un equipo, de un estilo, precioso para el espectáculo, y de un entrenador que ha sabido barrer los complejos, las inseguridades, las barreras psicológicas impuestas por el Barcelona, y sacar brillo de las virtudes de una estupenda escuadra.

Robert Álvarez, en El País

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.