Capillas y capillitas

Con retraso, ya pasó la polémica, pero he leído en Alandar un artículo de Carlos F. Barberá, que estuvo trabajando mucho tiempo en pastoral universitaria. Y da su opinión sobre las capillas en la universidad.

En mi penúltima visita a Sevilla oí una palabra que hacía tiempo que no oía: «capillitas», esas personas que están todo el día metidas en su iglesia, en su capilla, con su dios, sin su prójimo. Y mientras haya capillitas, las capillas universitarias seguirán siendo un problema.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.