Pinochet

Ha muerto el exdictador chileno Pinochet y yo me pregunto qué pensar como cristiano.
Fue un cabrón, torturador, asesino, ladrón y traidor a partes iguales, pero ¿debemos perdonarle? ¿Debemos creer que arde en el infierno (si es que existe, que esa otra cuestión)?

Pero lo importante es que sus víctimas consigan justicia. Eso depende de gente como el juez Guzmán, y de los chilenos en general.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.