4 de julio, 17:40

Llegamos cómodamente a Miraz. Me da rabia no haber salido antes, si llego a madrugar y a haber comido aquí, me habría planteado llegar a Sobrado. Pa cojones, los míos.
El albergue de aquí no es la mierda de refugio que anuncian todas las guías. Este año lo ha cogido una fraternidad inglesa y lo han dejado muy aparente, con ducha, agua caliente, lavadero y una cocina bastante bien equipada.
Yo pensaba que no los veía hasta Santiago si eso, pero aquí estaban Kepa e Inés. Me alegro de verles. Hemos estado compartiendo experiencias. Tienen más ellos; supongo que las “buscan” más que yo, que básicamente quiero experiencia de silencio y soledad. Han visto el museo de Baamonde, y sabían que el castaño del calvario es milenario, y donde el elefante hablaron con el escultor, la estatua es para una urbanización de Tenerife y le van a dar 4 kilos de nada.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.