1 de julio, 17:30

Llegamos a Lourenzá. Una pareja y las alemanas. Buen ambiente: me he ido de cañas con Kepa e Inés y hemos comprado comida entre todos para cenar: ensalda y pasta, qué típico. Por cierto, parece ser que en Lourenzá se come muy bien en el Galaxia.
La pareja vienen de Gijón, y es la primera vez que ella hace el Camino. Parecen muy majos.
Hemos visto también la iglesia-monasterio de aquí, con un museo (2 € que merecen la pena).
Después de comer me ha dado un bajón, tengo que intentar pensar en Patri lo menos posible (pero es que cada vez qu ela veo me pongo malísimo). Menos mal que, como pronto, hasta el 23 nada.
Cjómo me gustarí dejar de quererla, pero va a ser complicado. Menos mal que con el cansancio poco va a pasar esta noche.
He comprado comida para evitar el problema de hoy. No sé si va a caber en la mochila, que está a punto de estallar, pero apretando y metiendo todo en la tartera espero que no haya mucho problema.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.