La gracia que no quiso darme el cielo

Releyendo mi entrada sobre nuestra visita relámpago Hendaya, San Juan de Luz y Bayona, me doy cuenta de que no he sabido transmitir lo que pretendía, la sensación que tuvimos en aquellas hermosas localidades.

Esa es la diferencia entre un escritor y alguien como yo. Juntar palabras es fácil, todos podemos hacerlo aunque muchos —como la mayoría de mis alumnos— crean que no son capaces. Pero lo difícil es que las palabras digan e incluso hagan ver. En fin, seguiremos intentándolo con proximas entregas.

1 ping

  1. […] « La gracia que no quiso darme el cielo […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.