Excedentes y costes

El blog del aburrido sigue casi en stand-by, pero ahí va una cita sacada de un artículo de Amanda Mars en El País:

“Fíjese que, de toda la riqueza que crea una empresa, a los beneficios empresariales, se les llama excedentes empresariales, que significa algo bueno, y al beneficio del trabajador se le considera coste laboral unitario”, apunta. “Nadie quiere subir costes, por sentido común, y todos estaremos de acuerdo en que cuanto más excedentes tenga una empresa, mejor”, añade. “Eso ya lo tenemos incorporado a nuestro lenguaje [y, por tanto, a nuestro subconsciente]”, explica Esteve. Cuando se habla de educación o sanidad gratis, por ejemplo, se puede llegar a olvidar que ya se paga con impuestos.

Decía Marx que “las ideas dominantes en una época son las ideas de la clase dominante”. A lo mejor el viejo cabrón tenía algo de razón.

2 comentarios

  1. El día 4 de marzo Rafael Argullol publicó un interesante artículo sobre este particular en El País, concretamente un texto titulado “La humanidad como negocio”, en el que sigue el camino por el que muchas de las expresiones que empleamos en la actualidad consideran al ser humano pura y simplemente mercancía (Mil trescientos millones de potenciales clientes, referido a los habitantes de China; la pérdida de capital humano; la “marca Madrid” o la “marca Barcelona”, en la estúpida carrera que ambas ciudades y sus respectivas CC. AA. han emprendido por ver quién se queda con el demencial proyecto del La Vegas Europa, etcétera). Y no le falta razón a escritor e investigador catalán, al que conviene seguir en sus textos bien en formato papel, bien cuando aparecen en internet en el blog de El País “El boomerang” (creo que ese es el nombre, vamos).

  2. Es interesante que un blog dedicado a la divulgación de la economía no haga más que sacar entradas hablando de educación. Y me da miedo que la educación se mercantilice (tabmbién).
    El blog que mencionas, por cierto, es El boomeran(g).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.