Cosas que merecen la pena

Justo el día que empezaban las vacaciones me llegó un correo que me llenó de orgullo y satisfacción, como diría el suegro de Hurtangarín. Resulta que el ITE (Instituto de Tecnologías Educativas) está interesado en usar la web del IES El Álamo como ejemplo de su curso “Joomla!: la web en entornos educativos” (entre otros casos, n0 sería el único).

Estas vacaciones he perreado todo lo posible y algo más, para qué negarlo. Pero esa página web es unos de los proyectos en los que más tiempo he invertido y sigo invirtiendo, y me alegra ver que eso se ve reconocido no sólo por mis compañeros de trabajo sino por gente que se supone que sabe de estas cosas.

Y lo de los compañeros de trabajo lo digo porque ese mismo día había pasado por El Álamo para recoger a Azahara y lo primero que me pasó allí después de saludar a las conserjes fue que tres compañeros vinieron a quejarse de cosas de la web. Dos de ellas eran nuevas este año, así que en sentido estricto no han sido compañeras mías. Pero eso significa que algo que yo empecé sigue vivo, aunque sea estable dentro de la gravedad…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.