El obispo de Solsona

P.- ¿Realmente cree que así va a atraer a los jóvenes? Inténtelo en un sitio de botellón.
R.- Si yo intento una conversación con unos chavales que están con la litrona, va a ser difícil. Primero tendría que ver si hay un agujero, un interrogante para poder, significativamente, ofrecerles una palabra de esperanza. Si no, dirán: este cuarentón ¿de qué va? Pero lo puede hacer un chico de su edad. Esa es la clave: que tú veas lo que digo en mí. Dicen que el cristianismo se transmite por envidia. Ver a alguien y pensar: me gustaría ser feliz como este, tener esas agallas, ¿de dónde saca la energía, quién se lo ha enseñado? Ven y verás.

Xavier Novell, obispo de Solsona, en EPS.

Bonus: estuvo en Buenafuente hace unas semanas.

2 comentarios

  1. debes de ir a los barrios obreros y preguntar sobre la situacion en la que viven

  2. A mí me basta con hablar con mis alumnos, que no son precisamente burgueses. Y si te refieres al obispo Novell, no acabo de entender el comentario, la verdad. Estoy de domingo 😉

Responder a polkillas Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.