Ya tengo casa

Pues sí, aunque todavía no me lo acabo de creer, por fin tengo casa. Hoy hemos firmado el contrato con fecha de hoy, así que no duermo allí porque no hay colchones, que si no…

Se me hace raro pensar que tengo que empezar a pensar como amo de casa, pero así es la vida. De todas maneras, seguiré mucho por casa; bueno, por casa de mi madre, como tendré que irme acostumbrando a decir.

Crecemos y nos hacemos mayores, aunque sea a golpes.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.