Real Madrid – Barcelona

El negocio se ha cargado el espectáculo… o será que he madurado. Cuando las dos ligas de Tenerife (sí, las que el Barcelona ganó en la última jornada) sufrí muchísimo porque el club de mis amores había perdido. Pero ya cada vez me interesa menos el fútbol. Últimamente sólo me interesan los resultados por la quiniela que echo con unos amigos pero, de verdad, la emoción la he perdido.

Me pregunto por qué todos los presidentes de clubes importantes son constructores, me pregunto por qué la gente se deja tanto dinero en el fútbol, me pregunto por qué estoy perdiendo mi tiempo escribiendo sobre fútbol cuando ya casi no me interesa. Hasta hoy no me he enterado de a qué hora es el partido.

Por lo menos el Madrid ganó la última liga (de baloncesto).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.