Agresiones en el instituto

¿Y de qué sirve prepararte tus clases con toda tu buena intención si al final un alumno te agrede y después de un mes de expulsión no le pasa nada? Porque es lo que le ha pasado a una compañera del departamento.
La ley —las leyes— no sirven para estos casos, parten del presupuesto de que los niños son buenos, y eso es bienintencionado pero falso. Los niños tienen unas circunstancias y una predisposición (ambiente y herencia, vamos) y, sobre todo ya en la edad del instituto, no son inocentes, hay personas peligrosas, y la ley no permite hacer nada con ellos.
Algo habría que hacer, entonces, con las leyes, pero pon tú de acuerdo a PP y PSOE en algo…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.