4 de julio, 13:00

Parece que ya se ha convertido en costumbre no escribir hasta la parada para comer.
Esta ha sido una noche de perros. No es que haya llovido demasiado, excepto un ratito, pero no encontraba la postura y he dado muchas vueltas. ¿Cuál ha sido la consecuencia? En una de estas, toda el agua que había sobre la capa de agua se me ha vertido encima, por la cintura y los pies. La cintura se ha secado, pero los pies no, no sé qué haré esta noche en Miraz. Además he pasado frío, empecé la noche en pelota y acabé con pantalón largo.
El día, sin embargo, ha sido provechoso. no estoy madrugando, he empezado a andar a las 8:30, hero hasta las 12:45 que he parado aquí, no he parado más que a desayunar en Baamonde y un par de escalas técnicas.
He sacado unas cuantas fotos: en Baamonde a la iglesia y el calvario, a algún cruceiro y también una comparativa: feísmo frente a imaginación. En los tres kilómetros de N-VI han pasado por la vía paralela un regional cortísimo, el expreso Barcelona-Coruña y un mercancías. He cruzado la vía cerca de la ermita y fuente de San Alberte.
Después, el camino se ha alejado de la N-VI y de la autovía nueva, y ha sido muy tranquilo, pasando por pistas cómodas hasta aquí, pasando por Santa Leucadia o Aldar. He ido cantando canciones del campamento.
Ahora, a ver si como y encuentro una sombra donde echarme un rato y seguimos los cuatro kilómetros que quedan hasta Miraz.

1 ping

  1. […] escribí alguna vez sobre el feísmo cuando hice el Camino de Santiago, pero esto que saca La Voz de Galicia es droja de la buena: Nuevos ejemplos de feísmo […]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.