1 de julio, 12:55

Llegamos a Vilamartín Pequeno. En la fuente que hay a la entrada me encuentro con dos alemanas que vienen de Gijón. Por lo que he entendido, van a cachos desde San Sebastián y empezaron en 2003. Me acuerdo de una canción destroy que oíamos de jóvenes.
He pasado por Vilela, donde dos hermanas mayores me dan conversación, donde un hórreo recién restaurado, y me ofrecen un vaso de agua. Se me olvidó llenar la cantimplora, y no sé dónde voy a comprar pan. Ya veremos.
Seguimos por Vilar, Celeiros, Esfolado y A Ponte. Una subida me fuerza el bajón, pero a Vilamartín llego bien.
Estaba terminando de escribir, pero llegan las alemanas por el camino, las dejaré otra vez tiempo, prefiero no adelantarlas. Aunque si se paran a coger fruta poco van a adelantar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.